Videojuegos de cinco minutos IV: Veintegenarios

Continuamos con nuestra nueva serie de artículos sobre videojuegos para jugar en cinco minutos. Esta vez viajamos en el tiempo al año 1997. El cantante Albert Pla publica su sexto disco, Veintegenarios en Alburquerque. Músico inquieto como pocos, Pla no solo efectúa una vuelta de tuerca musical –se trataba de

Artículos recientes

Continuamos con nuestra nueva serie de artículos sobre videojuegos para jugar en cinco minutos. Esta vez viajamos en el tiempo al año 1997. El cantante Albert Pla publica su sexto disco, Veintegenarios en Alburquerque. Músico inquieto como pocos, Pla no solo efectúa una vuelta de tuerca musical –se trataba de un falso directo con invitados de altura: Fermín Muguruza, Roberto Iniesta, Quico Pi de la Serra, Manolo Kabezabolo, Joseba Tapia y Kase O.-. También se vuelve más atrevido en cuestiones políticas y cuela en el disco un pequeño regalo que pronto descubriremos.

Un disco polémico

Veintegenarios fue un disco grabado y retenido durante tres largos años debido a la polémica sobre un tema, "La dejo o no la dejo", en que Pla cantaba, con mucha ironía, sobre el drama de un chico enamorado de una terrorista. Al final se calmaron las aguas y el disco pudo salir como Pla lo concibió, con la provocadora canción incluida que, de todos modos, el músico llevaba tiempo interpretando ante el público.

Con tanto revuelo, pocos medios se fijaron en que el CD incluía un videojuego de regalo titulado como el disco.

El juego en cuestión seguía, en cierto modo, las ideas de la canción también titular del disco, "Veintegenarios":

jóvenes pero ancianos
ya nacimos cansados
pasa el tiempo despacio
somos veintegenarios
y aunque aquí nos quedemos
y aunque intenten jodernos
nunca protestaremos
ni nos rebelaremos…

En esa línea, corrosiva y crítica contra la abúlica juventud española, el juego proponía, con unos rudimentarios gráficos en 2D, la odisea de un chaval desde su nacimiento. Su misión: buscarse la vida, conseguir trabajo y pareja, en un mundo hostil o indiferente… en fin, lo que cualquier persona –y cualquier personaje de Pla, ya puestos-.

El reto consistía en hacerlo con una cuenta atrás contra la muerte. La vida del personaje apenas duraba un minuto escaso. Después terminaba tu vida, normalmente con la sentencia “¡Anda y que te ondulen!”, si no recuerdo mal.

¿El juego que nunca existió?

Y digo recuerdo porque se trata de un videojuego del que no hay rastro en Internet. Ni una sola captura de pantalla, ni mucho menos un seguimiento en forma de vídeo en YouTube, ni apenas menciones en redes sociale. Como si se tratara de una broma del propio Pla, se diría que el juego no ha existido nunca. Quién sabe si las nuevas copias que se estén tirando de este disco lo incluirán o habrá pasado al olvido incluso para la misma discográfica. Para hacerlo, tendrían que actualizarlo para que funcionara en ordenadores modernos.

Yo no dispongo del disco en CD para probarlo, y aunque podría comprarlo –que yo sepa no se ha descatalogado-, casi prefiero mantener el misterio de aquel juego extraño y efímero como la vida misma.

Eso sí, si alguna vez jugáis, ya nos contaréis cómo os fue la vida. ¡Hasta el próximo juego de cinco minutos!