SEO: Por qué funciona mejor con textos de calidad

No hace mucho, la calidad de los textos era un aspecto crucial en las campañas de marketing. Esto se debía a que la palabra escrita estaba destinada a tener una larga vida en las estanterías. Hoy, las páginas web pueden ser actualizadas en cualquier momento desde cualquier parte del mundo,

Artículos recientes

No hace mucho, la calidad de los textos era un aspecto crucial en las campañas de marketing. Esto se debía a que la palabra escrita estaba destinada a tener una larga vida en las estanterías. Hoy, las páginas web pueden ser actualizadas en cualquier momento desde cualquier parte del mundo, por lo que la redacción descuidada se ha convertido en la norma.

Atraer la atención de Google y otros buscadores es crucial para conseguir visitantes para tu página web. Para alcanzar esa meta, optimizar el texto de la web para motores de búsqueda debería ser tan importante como construir un buen código.

Un webmaster competente sabe cómo desarrollar un sitio de forma que posicione bien en los resultados de búsqueda. Sin embargo, a menudo eso se traduce en páginas repletas de palabras clave que no están destinadas a ser leídas por el ojo humano, pero que enlazan hacia la página principal del site.

Palabras clave

Probablemente, el aspecto crucial de redactar textos SEO (optimizados para buscadores) es la densidad de las palabras clave. Son los términos que esperamos que la gente tecleará en Google cuando busque los productos y servicios que nuestra página web ofrece.

Cada párrafo debería estar escrito de tal forma que las palabras clave aparezcan lo antes posible en el texto, ya que los motores de búsqueda tienden a dar mayor peso a los términos ubicados al comienzo de la página.

Idealmente, las palabras clave deberían representar alrededor del 7% del texto de tu web. Nunca introduzcas más del 10%, o los motores de búsqueda considerarán que estás abusando y penalizarán a tu sitio web por SPAM.

Frases clave

Los textos que contienen frases clave se posicionan mejor que aquellos que únicamente contienen términos aislados. Las frases clave son cadenas de palabras que la gente suele asociar al introducir sus búsquedas.

Lo más probable es que una persona que busque una papelera de metal teclee simplemente las palabras «papelera» y «metal». Sin embargo, aunque teclear «papelera de metal» es menos común, debes satisfacer a aquellos que se manejan lo suficientemente bien como para hacerlo.

Si introducimos «papelera metal» en Google, obtenemos cerca de 800.000 resultados. «Papelera de metal», en cambio, arroja unos 1.150. Así que si incorporamos a nuestro texto la expresión «papelera de metal» en una frase que tenga sentido (sin entrecomillar los términos), será reconocida por los motores de búsqueda como una frase genuina.

Erratas ortográficas

Permitir a la gente que teclee las palabras de forma errónea es otra vía para atraer clientes a tu web.

Si introducimos «valla metal» en Google, aparecen cerca de 900.000 resultados, pero si introducimos «''vaya metal''», entrecomillado, apenas hay 216. En otras palabras: incorporar de forma natural «vaya metal» en tu texto, sin hacer que parezca una errata, puede ser muy efectivo.

Por ejemplo: «Vallas de metal, enrejados, verjas, celosías... lo mejor allá donde vaya. Metal elaborado con acero laminado en caliente.»

Las erratas más frecuentes en las búsquedas de los términos que te interesan pueden proporcionar un considerable valor añadido a tu texto. ¡El truco es usarlas sin llenar tu página web de faltas ortográficas!

En resumen, un buen texto SEO tiene:

  1. Un mínimo de 300 palabras por página, sobre todo en la portada.
  2. Entre un 7% y un 10% de palabras clave por página.
  3. Un tema principal por página.
  4. Enlaces a otras páginas relevantes del sitio.
  5. Títulos breves, tanto para la página como para los encabezados.
  6. Un listado de puntos clave a modo de resumen.

Conclusión

Cualquier texto web que cumpla con estas premisas, si es depositado en manos de un diseñador competente, atraerá más tráfico a tu sitio y convertirá las visitas en negocio.

Por último, la regla de oro para todo *texto SEO *es que debe estar escrito con corrección y que la optimización para buscadores no debe sacrificar el mensaje original.

Traducción del artículo SEO - why it works best with quality writing, de Merlin Ward, publicado originalmente en Webcredible.co.uk.