Seguridad: Tu portátil, tus gadgets, tu trabajo, tu vida y las vacaciones

Parece que fue ayer cuando termino el verano y se terminaron las vacaciones. Pero este año está plagado de puentes (solo hay que ver que acueducto nos espera para la festividad de la Constitución) y en esas fechas generalmente nos solemos llevar "el trabajo" en

Artículos recientes

Parece que fue ayer cuando termino el verano y se terminaron las vacaciones. Pero este año está plagado de puentes (solo hay que ver que acueducto nos espera para la festividad de la Constitución) y en esas fechas generalmente nos solemos llevar "el trabajo" en nuestros portátiles, los gadgets, etc... para poder aprovechar un poco el tiempo en los medios de transporte o poder apagar un fuego en el caso de recibir una llamada de urgencia al respecto de un proyecto en marcha, un trabajo en curso o simplemente la atención a uno de tus clientes. En mi caso en concreto, también viajo mucho por motivos de trabajo, así que entre unas cosas y otras, estamos teniendo un otoño y un invierno lleno de mochilas y maletas llenas.

El caso es que con todos estos "paseos", uno empieza a preocuparse sobre como proteger nuestra mayor inversión (nuestros datos y trabajo) de una pérdida accidental o de un robo. No es la primera vez que alguien pierde una maleta o le roban el portátil (o el iPad) y pierde una enorme cantidad de trabajo (por no hacer copias de seguridad) y todo el tiempo que ha ocupado en ello (y el que tendrá que ocupar rehaciéndolo). Y los datos, y las contraseñas que hay que cambiar, y ... y ... perder tus gadgets o que te los roben simplemente no es una opción

Precisamente para solucionar este problema, he estado valorando el uso de un sistema de protección para evitar tanto los olvidos y distracciones como los robos. En general, los dispositivos antirrobo que he visto están basados en el uso de sensores antivibración, y aunque pueden calibrarse, el problema es que cualquier empujón inesperado (un bache en el autobús, andar por el metro y bajar escaleras deprisa, un bamboleo excesivo del tren o incluso un aterrizaje un poco brusco) disparan la alarma ... y claro, 100 decibelios a todo volumen sonando en un momento en el que no te puedes levantar (o peor) todos duermen, es poco práctico... como poco.

Buscando diferentes soluciones a este problema con una aproximación mas real me encontré con esta solución de Secu4bags. Básicamente lo que hace este dispositivo es usar Bluetooth para que un dispositivo capaz de ejecutar la aplicación del fabricante (Android, iOS, Blackberry, Windows Mobile) pueda gestionar este sistema de alarma por proximidad: es decir, si la bolsa se aleja demasiado de ti, empieza a sonar como si fuera el fin del mundo. Puedo gestionar de forma remota la distancia de seguridad y apagar el dispositivo de forma que no suene cuando se positivamente que me voy a alejar de el (por ejemplo, cuando la maleta de va a la bodega del avión o a la zona de carga del autobús).

El problema de este cacharrito es el precio: 69 euros. No es precisamente barato, pero seguramente, valoras mucho mas la información, tu trabajo, tu portátil y sobre todo, el disgusto de descubrir que te han hecho "el viaje"