¿Qué hay debajo del nuevo videochat de Facebook?

Este pasado 6 de julio, Facebook *y *Skype *anunciaron una alianza que permitirá a la red social ofrecer un servicio de videollamadas usando la tecnología de Skype... que por cierto, pertenece a *Microsoft. La entrada de Microsoft como proveedor de servicios de Facebook es interesante ya de por sí, puesto

Artículos recientes

Great-Video-Chat-Facebook-Has-Been-Present.jpgEste pasado 6 de julio, Facebook *y *Skype *anunciaron una alianza que permitirá a la red social ofrecer un servicio de videollamadas usando la tecnología de Skype... que por cierto, pertenece a *Microsoft. La entrada de Microsoft como proveedor de servicios de Facebook es interesante ya de por sí, puesto que permite establecer que ambas compañías podrían trabajar en futuros proyectos si este "sale bien" pero... ¿qué hay detrás, técnicamente hablando, de la trastienda de la videoconferencia de Facebook?: Jonathan Rosenberg de Skype cuenta cómo se ha hecho esta transición tanto en el software como en la red Skype.

Para el usuario, la experiencia es bastante transparente: en la página de Facebook hay ya una serie de botones que permiten al usuario iniciar una videoconferencia con otro usuario de Facebook. Sin embargo, en la trastienda, la cosa cambia un poco: realmente, cuando hacemos clic en el botón de llamada, la página comprueba si hay instalada una versión muy optimizada (recortada, más bien) del software de Skype (una especie de plugin) y si no lo está ofrece la posibilidad de descargarlo.
Sin embargo, no hace falta registrarse con Skype (como con la versión para escritorio): a través de una *API *propietaria (concretamente, una REST API) que ha desarrollado Skype, cuando se va a realizar la llamada se crea una cuenta anónima que solicita a Facebook las correspondientes credenciales para establecer un punto de origen y otro de destino para la llamada.

El plugin realmente es una versión muy recortada de Skype a la que se le han quitado muchas características (por ejemplo, el chat vía texto) a la que se la ha añadido cierta infraestructura para entenderse con el javascript propio de la página de Facebook mientras que el runtime de la aplicación es la que se encarga de generar el interfaz.

La parte de la programación, sin embargo, no ha sido todo: para conseguir integrarse de forma transparente con los millones de usuarios Facebook, la compañía ha tenido que ampliar las instalaciones de sus centros de datos y además, añadir ancho de banda adicional. Estos cambios podrían ser los responsables de que durante las últimas semanas haya habido problemas de servicio en la red Skype además de usar la red global P2P de Skype que le permite distribuir el ancho de banda necesario entre usuarios y no tener que contratar miles de servidores dedicados para el servicio.