La nueva televisión

Después de unos años de una cierta parálisis en el mercado –al menos en comparación con el siempre efervescente mundo de las nuevas tecnologías móviles y de internet-, la televisión se ha convertido en* el nuevo campo de batalla* de las grandes compañías. No es de extrañar: una nueva generación

Artículos recientes

TelevisionDespués de unos años de una cierta parálisis en el mercado –al menos en comparación con el siempre efervescente mundo de las nuevas tecnologías móviles y de internet-, la televisión se ha convertido en* el nuevo campo de batalla* de las grandes compañías.

No es de extrañar: una nueva generación de contenidos televisivos de extraordinaria calidad ha tomado el control. En Estados Unidos e Inglaterra, series como True Detective o Doctor Who y cadenas como la HBO o la BBC son capaces de mirar a la cara a cualquier película o productora de cine, gracias a sus extraordinarios equipos técnicos y artísticos. Las redes sociales y los medios de comunicación han hecho el resto, y ahora cualquier contenido se dispersa viralmente por la red en cuestión de segundos. Nunca una audiencia tan grande había estado a disposición de cualquier multinacional.

Los gigantes tecnológicos no han perdido el tiempo y con diversa fortuna, llevan unos años desarrollando su asalto a las televisiones. La última gran noticia ha sido FireTv.

Amazon presentó hace poco su ambiciosa puesta de largo audiovisual. Un elegante aparato con capacidades como reconocimiento de voz que combina televisión y videojuegos (muy baratos: menos de dos dólares cada uno, y los habrá gratuitos). La estrategia de Amazon cuenta con un doble ataque: el dispositivo por un lado, una plataforma online, llamada Amazon Prime, por otro.

Se ha criticado su exclusividad y el no poder acceder a otras plataformas como iTunes. Pero claro, tampoco Apple permite el acceso a aplicaciones ajenas. Además, eso a Amazon poco le puede afectar: su oferta de contenidos es, como puede esperarse de una tienda global a nivel planetario, apabullante. Todo por 99 dólares en Estados Unidos. No está mal, aunque estamos esperando los detalles y precios para la salida fuera de sus fronteras.

Vamos a repasar con qué competidores va a encontrarse Fire TV en el ruedo del mercado audiovisual.

Apple TV

Como suele ocurrir con la empresa de la manzana, Apple fueron los primeros en llegar, o al menos los primeros en hacerlo de manera importante. Con su proyecto, Apple volvieron a primar la calidad sobre lo demás, y su conectividad con iPhone y iPad, elementos muy integrados y de gran prestigio en la sociedad, fueron puntos muy fuertes. Por desgracia, fuera de Estados Unidos, su país de origen, los escasos contenidos hacen que Apple TV se haya desinflado hasta quedar por detrás de la competencia.

Control remoto

Claro que, si hacemos caso al analista Ming Chi Kuo, de KGI, puede que a finales del presente año, los herederos de Steve Jobs nos den alguna sorpresa con una actualización de Apple TV.

Roku

¿No te suena demasiado Roku? Eso es porque no parecen muy interesados en dar el salto a los países de habla no inglesa. Roku funciona con casi total exclusividad en Estados Unidos y Reino Unido, donde pueden ponerle las cosas difíciles a Amazon, gracias a su polivalencia y amplitud en la oferta. Además su precio no es nada descabellado y permite usar tu móvil como mando a distancia. Poco más podrá pedir un usuario medio.

Chromecast

Google lanzó su dispositivo con el precio en mente. Pocos pueden, en efecto, competir con los escasos 35 euros que vale. En cuanto a oferta de plataformas de vídeo no podrá sacar mucho pecho frente a Amazon y además configurarlo requiere una cierta soltura tecnológica. Dos grandes trabas que pueden pasarle factura. De hecho, ya han caído del podio de los gadgets más vendidos en Amazon (a favor de Fire TV, claro).

A la vez que su dispositivo, Google tiene ya en desarrollo su Android TV, segunda intentona tras Google TV. Prometen una interfaz de entretenimiento, según sus propias palabras, basada, por supuesto, en Android. No hay fecha de aparición en el mercado para Android TV. En todo caso parece que su salida no interferirá en la comercialización futura de Chromecast.

¿La Xbox? Sí, también la Xbox

Microsoft siempre ha querido posicionar su consola Xbox como plataforma audiovisual. A día de hoy, y sobre todo fuera de su país natal, los usuarios la conocen en su mayoría por los videojuegos, en lo que siempre han funcionado bien. En todo caso su oferta de contenidos no es nada desdeñable… si vives en Estados Unidos.

Plataformas, dispositivos… y producción propia

Una vez lanzada la plataforma y el dispositivo para verlo, ¿por qué no lanzarse a crear también los contenidos? Eso deberieron pensar en la compañía de Bill Gates: Microsoft ha anunciado su entrada en el mundo de la producción de contenidos audiovisuales propios, con varias series en el horno, incluyendo una de ciencia ficción llamada Humans.

No están solos en esto de sentarse en la silla del productor: Yahoo también se animan, al parecer, a la producción cinematográfica.

Diversas estrategias para esta época convulsa y fascinante, en que el uso de los móviles ya ha desbancado al de los ordenadores. Seguiremos atentos a lo que llegará a nuestras pantallas, y a través de qué medio lo veremos.