Las dimensiones de la usabilidad

Hay a quien, como a Juan José Millás, no le gusta nada la palabra usabilidad por apreciar en ella un barbarismo disfrazado y considerar que existen otras voces válidas del léxico castellano perfectamente capaces de designar el concepto. Lo cierto es que, pese a no figurar (aún) en el diccionario

Artículos recientes

Hay a quien, como a Juan José Millás, no le gusta nada la palabra usabilidad por apreciar en ella un barbarismo disfrazado y considerar que existen otras voces válidas del léxico castellano perfectamente capaces de designar el concepto.

Lo cierto es que, pese a no figurar (aún) en el diccionario de la RAE, el término se ha convertido en un estándar de facto en el ámbito de la interacción entre personas y máquinas, y más concretamente aplicado al caso de las aplicaciones web.

El lenguaje siempre evoluciona más rápido que los diccionarios, pero si quisieramos atenernos al vocabulario oficial, el sinónimo más apropiado probablemente sería ergonomía. No utilidad, como propone el escritor, pues si bien la utilidad forma parte de la usabilidad, es sólo una de sus múltiples coordenadas.

En la siguiente figura se ilustran dos dimensiones de la usabilidad web: ámbito y nivel. En ella vemos como la utilidad se corresponde con el nivél básico del factor funcionalidad, mientras que todo el conjunto se refiere además a otros valores y cualidades adicionales:

Modelo de usabilidad web

Más información en: "Dimensions of usability" (Performance Matters)