¿La última tendencia en Facebook? Compartir cuenta con tu pareja

Coincidiendo con el día de los enamorados, esta semana queremos hablaros de una tendencia creciente que se está dando en las redes sociales, especialmente Facebook, relacionada con la pareja: compartir la cuenta. Aunque aún son una minoría, ya hay parejas que afirman estar tan compenetradas que incluso comparten perfil en

Artículos recientes

san_valentinCoincidiendo con el día de los enamorados, esta semana queremos hablaros de una tendencia creciente que se está dando en las redes sociales, especialmente Facebook, relacionada con la pareja: compartir la cuenta.

Aunque aún son una minoría, ya hay parejas que afirman estar tan compenetradas que incluso comparten perfil en las redes sociales, es decir, se conectan, leen y publican sus actualizaciones desde una misma cuenta.

Compartiendo contraseñas

De acuerdo con el estudio realizado por la empresa norteamericana Pew 1 de cada 10 parejas comparte perfil en redes sociales como Facebook.

Entre sus datos figura también que un 11% de las parejas comparte calendario online y un 27% la cuenta de correo electrónico.

El dato más sorprendente es que el 67% de los internautas admite compartir sus contraseñas de Internet con su pareja. Aunque en un primer momento podría verse como un gesto de absoluta confianza, lo cierto es que podría convertirse en un problema si la pareja termina rompiendo.

Vicenta Hernández Haddad, psicóloga especialista en temas de sexualidad, opina que conocer las contraseñas de nuestra pareja se ha convertido de alguna manera en una forma de controlar al otro ya que es posible supervisar qué ha hecho, las fotos que ha subido y especialmente con quién ha estado conversando.

Desde el punto de vista de la doctora Hernández, esta práctica puede ser peligrosa porque podría convertirse en una obsesión y lograr que una de las partes pase la mayor parte del tiempo comprobando las redes sociales de la otra, descuidando su propia relación al mismo tiempo.

Común entre los adolescentes

Aunque la práctica de pedir las contraseñas es más común entre los adolescentes, también se da entre los adultos con edades comprendidas entre los 20 y los 25 años gracias a su normalmente hábil manejo de la tecnología.

Compartir el correo electrónico es más común entre las parejas de más avanzada edad, por ejemplo jubilados.