La revolución de los Smartwatches

Tras la* rebelión* que ha supuesto en el mercado tecnológico la inclusión de las tablets y la renovación de los smartphones, parece que todas las grandes marcas se han fijado como próximo objetivo un cambio significativo en el mundo de la relojería, posiblemente incentivados por la posibilidad de que ése

Artículos recientes

smartwatches

Tras la* rebelión* que ha supuesto en el mercado tecnológico la inclusión de las tablets y la renovación de los smartphones, parece que todas las grandes marcas se han fijado como próximo objetivo un cambio significativo en el mundo de la relojería, posiblemente incentivados por la posibilidad de que ése sea el próximo movimiento de Apple.

A pesar de su interés, lo cierto es que lo que no está tan claro es si existe un público interesado en este producto puesto que los modelos de smartwatches presentados hasta el momento por marcas importantes de la talla de Sony no han tenido una gran aceptación.

Desde el punto de vista de la publicación GigaOM lo que debería de tener un smartwatch o reloj inteligente para resultar atractivo al consumidor es esto:

  • Cómodo de llevar
  • Resistente tanto a la suciedad como al agua, el sudor y los arañazos.
  • Una batería de aproximadamente* una semana* de duración.
  • Un diseño apropiado
    La reacción de los fabricantes suizos

Por el momento los fabricantes suizos de relojes no parecen demasiado preocupados por la inmersión de las compañías tecnológicas en su área, ni tan siquiera por Apple puesto que aunque es posible que interese un poco más al target group comprendido entre los 18 y los 34 años no creen que al resto de los usuarios pueda interesarle portar ese tipo de tecnología en la muñeca y la mayoría de sus usuarios pertenecen a un grupo de edad mayor.

Relojes ya presentes en el mercado

Entre los smartwatches ya lanzados al mercado hay importantes diferencias. Uno de los más populares es Pebble aunque el motivo es que se trata de un reloj que se dio a conocer por Kickstarter, la plataforma de crowdfunding donde logró alcanzar su presupuesto, 10 millones de dólares. De Pebble destaca especialmente que se trata de un reloj de tinta electrónica con una batería de larga vida.

Otro bastante conocido es el de Sony, Sony Smartwatch, que destaca por ser en estos momentos lo más parecido a un teléfono en formato reloj de pulsera.

Dentro del ámbito deportivo destacan las firmas Garmin y Nike con su Nike+ Sportwatch, que tienen como objetivo medir nuestro rendimiento deportivo. Ambos modelos han tenido un éxito considerable y la mayoría opina que el motivo es que son los únicos que tienen claro su objetivo, es decir, no son generalistas, conocen su público y saben qué darles.

Principales inconvenientes de los relojes inteligentes

Hasta el momento estos dispositivos resultan demasiado aparatosos para el consumidor y su batería no dura todo lo que debería. La imagen resulta esencial también porque muchos usuarios consideran su diseño poco atractivo.  A estos motivos también habría que añadir que hasta el momento estos nuevos dispositivos tampoco aportan nada realmente novedoso, simplemente replican funciones ya presentes en los smartphones como son las llamadas perdidas, notificaciones de nuestras redes sociales, SMS, eventos del calendario…simplemente nos ahorran consultar esa información en nuestro terminal. Lo inútil de todo esto es que aunque nos eviten consultar el terminal debemos llevarlo con nosotros obligatoriamente porque sino el reloj no es plenamente funcional.

Así, aunque para algunos usuarios ese ahorro de tiempo sí justifica la compra de un dispositivo adicional, la mayoría de ellos simplemente no lo ven útil o necesario.

Los que están por llegar

Aunque Apple no ha confirmado ni desmentido nada, sí se sabe que la empresa de Cupertino ya ha* registrado* la marca iWatch en países como Rusia, Japón, Colombia, México, Taiwán o Turquía y cómo no ha podido hacerlo en China debido a que ya existía un dispositivo con ese nombre. La reciente contratación de Paul Deneve, hasta hace poco directivo de Yves Saint Laurent para un proyecto muy especial también parece relacionado. Fuertes rumores apuntan a que su reloj inteligente saldrá a la venta a finales de 2014.

Microsoft por su parte ha declarado recientemente encontrarse preparando también su propio reloj inteligente. Diversas fuentes afirman que en la empresa llevan más de un año trabajando con esta tecnología por lo que la parte técnica del producto está muy avanzada aunque el lanzamiento desde el punto de vista comercial podría resultar arriesgado, especialmente porque se trata de un dispositivo con Windows 8, un sistema operativo que aún no se ha asentado en el mercado.

Finalmente la compañía Dell también ha decidido lanzarse a la piscina aunque lo que les motiva a ellos es un cambio de posicionamiento en el mercado puesto que son bajos los beneficios que están obteniendo con sus tablets.