¿Ha influido Internet en la decisión del servicio de Correos de Canadá?

Hace unos días saltaba a los titulares la noticia de que el Gobierno de Canadá había decidido prescindir paulatinamente de la entrega del correo a domicilio. Ante esta inusitada novedad, es inevitable preguntarse si Internet, el correo electrónico y las compras online principalmente, tienen algo que ver con esta chocante

Artículos recientes

cartero_canadaHace unos días saltaba a los titulares la noticia de que el Gobierno de Canadá había decidido prescindir paulatinamente de la entrega del correo a domicilio. Ante esta inusitada novedad, es inevitable preguntarse si Internet, el correo electrónico y las compras online principalmente, tienen algo que ver con esta chocante medida.

De acuerdo con la información facilitada por el servicio postal de Canadá, el reparto urbano a domicilio se eliminará a lo largo de los próximos cinco años y también aumentará el precio de los sellos.

Así, las medidas tratan de frenar las pérdidas del sector, que corría el riesgo de quedarse sin liquidez a mediados del año que viene si no se imponían algunas medidas.

El portavoz de la entidad, John Hamilton, asegura que con el actual declive del correo escrito – entregamos mil millones menos de correos en 2012 que en 2006 – teníamos que hacer cambios.

La influencia de Internet en esta decisión

La idea de poner fin a la entrega de correo a domilicio en medio urbano ya llevaba un tiempo rondando la cabeza de Correos de Canadá puesto que de acuerdo con las estimaciones de la Conference Board de Canadá, de aquí al año 2020 Correos de Canadá podría perder más de 1.000 millones de dólares anuales debido a la utilización de los correos electrónicos, de la facturación electrónica y de las compras por Internet. Esto unido al elevado número de servicios postales privados que existen habría precipitado la decisión.

Desaparición de los buzones individuales y muchos recortes

Con esta nueva medida además se pretende sustituir los buzones individuales de los centros urbanos por buzones colectivos por calles o barrios.

Como era de esperar, estos cambios afectarán y mucho a la plantilla ya que eliminando estos servicios habrá mucho menos trabajo y por lo tanto se necesitará mucho menos personal.

En el próximo lustro se recortarán un total de 15.000 empleos entre despidos y jubilaciones. Se calcula que la destrucción de empleo neta oscilará entre los 6.000 y los 8.000, un 10-12% de los efectivos. La edad media de los trabajadores de Correos es de 48 años.

Nuevas formas de entregar paquetes

Casi coincidiendo con esta información, a principios de este mismo mes se hablaba de nuevos medios de transporte para los paquetes postales, los famosos drones.

Y es que parece que esa fiebre que inició Amazon con el anuncio de su CEO, Jeff Bezos, la intención de lograr en unos años el transporte de su mercancía a través de drones, se está propagando rápidamente.

Un claro ejemplo es la empresa alemana Deutsche Post DHL, que la semana pasada se encontraba haciendo pruebas con un dron para realizar entregas de paquetes a lugares poco accesibles del país.

El pequeño helicóptero de DHL entregó un paquete con medicinas a una farmacia situada en Bonn, al otro lado del río Rin como parte de las pruebas. Estas pruebas se hicieron con la autorización previa de autoridades de aviación pero lo cierto es que si DHL y Amazon quieren continuar con su proyecto se encontrarán con bastantes obstáculos tanto legales como logísticos.