En la blogosfera española ya no somos 'cinco o seis'

Las* redes sociales* y los *blogs *están adquiriendo cada vez mayor visibilidad en nuestra sociedad. El ejemplo más reciente se ha producido esta semana con la espectacular difusión, el miércoles, de un «Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet», creado conjuntamente por varios blogueros y periodistas en protesta

Artículos recientes

Las* redes sociales* y los *blogs *están adquiriendo cada vez mayor visibilidad en nuestra sociedad. El ejemplo más reciente se ha producido esta semana con la espectacular difusión, el miércoles, de un «Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet», creado conjuntamente por varios blogueros y periodistas en protesta contra el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible.

Tweet de Enrique Dans aclarando la autoría original del manifiesto

El manifiesto contaba en sólo 3 horas con más de 150.000 resultados en Google. Al día siguiente, la noticia había saltado a los medios y el Ministerio de Cultura convocaba a algunos de los periodistas y blogueros que redactaron el original para hablar sobre la medida. A última hora del día, el manifiesto contaba con más de un millón de páginas y el Presidente del Gobierno daba marcha atrás abriendo la puerta a una revisión de la medida.

En muchos medios se ha hablado de «reacción sin precedentes». No es así. Se trata de una tendencia que venía gestándose desde hace mucho tiempo, pero que esta vez ha alcanzado mayor repercusión dada su magnitud. El pasado 7 de octubre, sin ir más lejos, se produjo una movilización semejante que llevó por nombre «La ciencia española no necesita tijeras». En aquella ocasión, varios centenares de blogueros protestaron contra el recorte del gasto en ciencia publicando, bajo ese título, un comentario personal en sus respectivas bitácoras.

Hace cinco años, los SMS y el "pásalo" irrumpieron en la vida política. Ahora las cosas han cambiado: digitalmente somos una sociedad más madura. Son las redes sociales y los blogs quienes sirven ahora de altavoz para las reacciones espontáneas de los ciudadanos.

Hay quienes hablan de que nos dirigimos hacia un wikigobierno en el que los ciudadanos tendrán participación directa en las decisiones democráticas. Para eso falta mucho todavía, pero lo que sí es seguro es que la blogosfera es ahora mucho más visible que antes y que los internautas no somos «cinco o seis».