Aquí viene el empresario 2.0

La web 2.0 ha traído un nuevo paradigma en lo que se refiere a la manera en que se producen y consumen los contenidos en Internet. Esa oleada de cambio alcanza ahora al seno de las organizaciones de servicios TI, y surgen nuevos modelos de participación y colaboración en

Artículos recientes

Dell tiene más de 30 cuentas corporativas en Twitter

La web 2.0 ha traído un nuevo paradigma en lo que se refiere a la manera en que se producen y consumen los contenidos en Internet. Esa oleada de cambio alcanza ahora al seno de las organizaciones de servicios TI, y surgen nuevos modelos de participación y colaboración en el ámbito corporativo. Detrás está el empresario 2.0.

Se ha escrito tanto alrededor de la web 2.0 que ha acabado por convertirse en un convencionalismo tecnológico. Sin embargo, a pesar del ruido mediático, a estas alturas es innegable que se ha producido una democratización del contenido en la Red como consecuencia de la generalización de ciertas herramientas: blogs, wikis, redes sociales…

Desde un punto de vista comercial, la web 2.0 fomenta una relación más próxima entre vendedor (o proveedor de servicios) y público (usuarios y clientes). Es el caso de Dell, la conocida empresa de hardware, que lleva más de un millón de dólares facturados gracias a una de sus cuentas de twitter, Delloutlet, donde publica ofertas y códigos de descuento para su tienda online. Un canal 2.0. Directo, rápido y eficaz.

Sin embargo, ¿qué hay de puertas adentro? En lo que se refiere al ámbito de la empresa, la generación 2.0 demanda en sus directivos un modelo de gestión que reproduzca el esquema de comunicación, participación y colaboración vigente en la Red. Jacob Nielsen ya lo pronostica en un estudio reciente, Redes Sociales de Trabajo en Intranets:

Preparados o no, aquí viene la empresa 2.0

A medida que la gente adopta las redes sociales en sus vidas privadas, surge la expectación natural de emplear las mismas herramientas en la empresa. Esto es especialmente cierto en trabajadores jóvenes que usan estas herramientas en su vida diaria. Comunicación abierta, colaboración y generación de contenido forman parte de sus herramientas habituales tanto como los ordenadores o el móvil.
¿Cómo pueden los directivos afrontar este nuevo escenario sin quedar atrás? Las características básicas del empresario 2.0 serían las siguientes:

  1. El Empresario 2.0 da un valor decisivo a la opinión de los clientes/usuarios.
  2. El Empresario 2.0 destina más recursos que sus predecesores a la inversión en tecnologías de la información (IT).
  3. El Empresario 2.0 destina más recursos que sus predecesores a la investigación + desarrollo + innovación tecnológica (I+D+I).
  4. El Empresario 2.0 tiene una fuerte tendencia a la delegación de tareas.
  5. El Empresario 2.0 es muy favorable a la formación de equipos de trabajo.
    Y en el ámbito laboral, como consecuencia de una mayor participación de todos los elementos de la producción en la consecución de unos objetivos:

  6. El Empresario 2.0 es favorable a un achatamiento en la pirámide de los salarios de manera que se reduzcan las enormes diferencias actuales entre los salarios de la dirección y los empleados.

  7. El Empresario 2.0 no se limita a lanzar mensajes a través de los canales tradicionales de comunicación corporativa, sino que pone los medios para crear una conversación a todos los niveles.
    Es preciso subrayar que la actitud del empresario 2.0 no puede ser nunca artificial. Los usuarios no son tontos, y los empleados, menos. La adopción de estas líneas de actuación ha de venir respaldada por consecuencias reales y directas en la gestión. El empresario 2.0 no sólo habla y pregunta. Escucha y actúa en consecuencia.